domingo, 23 de agosto de 2020

Sexo, fútbol y FP en septiembre

Para vender la FP y que te lean hace falta frotar los tópicos que más venden en ese publico generalista amante de las ligas balonpédicas o el sexo obvio. No sabemos si continuarás leyendo las próximas líneas, pero te anticipamos que no aspiramos a saturarte con la debacle que nos espera en las aulas y talleres de tu centro educativo o con la mierda de normativas que puede encuentres a tu regreso con no muchos más medios que un hidrogel, cristaleras abiertas y cartelería variopinta. 

Nuestras intenciones siguen intactas. La FP necesita de un meneo más allá de las campañas catódicas o de esas lacrimógenas frases en las redes para atrapar a perseguidores de sueños confitados. No es un buen año para pedir nada a los Reyes ni a una Administración saturada de lumbreras. Estamos bien jodidos con la pandemia, pese a los negacionistas e idiotas de turno que siempre han rodado por el planeta y alimentan su estulticia en maquinaciones de todo género. Cuando esto acabe volveremos a las andadas, con una FP que hizo lo que pudo y lo que le dejaron. No pasaremos a ser mejores profesores, pero al menos contaremos batallitas a nuestros nietos de cuando los chinos detectaron un virus y nuestros ministros actuaron prestos para salvar la patria y la educación de esta generación (esperemos que no la llamen "la peor preparada") de centennials. El capitalismo, las discotecas, el sexo (con o sin amor) no encontrado, los módulos suspensos y los fichajes de la liga seguirán como (casi) siempre. Y nosotros, quejándonos pero sin autocrítica, para variar, y creyendo que somos la hostia frente a unos pipiolos adictos a un Internet que nosotros creamos y cebamos como a ratas.

En septiembre seguiremos unos con planes bien definidos gracias a un abnegado equipo directivo; mientras, otros continuarán haciendo su marcha de llanero solitario o, en el peor de los casos, cumpliendo con el mínimo para pasar desapercibidos. Algunos otros se escudarán en excusas, retrasos o faltas habituales disfrazadas de excusas que cargarán de más curro a sus compañeros y detraerán competencias a los alumnos. La menoría ética de esta minoría perpetuará su agosto lleno de flashes y planazos virtuales que reflejan una dicha para empalagosos sosainas. 

Al menos, nos quedarán esos tipos jóvenes que, en su primer día en el aula, parecen dispuestos a liarse la manta a la cabeza y progresar en un futuro jodido que les espera. Solo por ellos, ya vale la pena esta vuelta descafeinada y aguada. Que el humor no nos falte. Seguiremos desinformando con ayuda de nuestros cuñados. 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Moderamos los comentarios para evitar el coñazo publicitario.

Copyright © La FP today. Blog Design by SkyandStars.co