martes, 7 de julio de 2020

Las familias... y uno más (I)

Han acudido todos unos minutos antes de la hora convenida para la reunión pues saben bien que el respeto por las normas es fundamental y presentarse con algo de antelación es ley no escrita, pero que se evalúa positivamente. Se sientan en torno a una sencilla pero elegante mesa de mármol de Carrara, de estilo art decó.

Comienza hablando Berlusconi, Silvio, capo de la familia de los Commerciale, representando también al grupo de los Mercattore - unos advenedizos de origen anglosajón que desde hace unos cuantos lustros se han asociado a ellos- quien explica claramente el motivo de la reunión, que no es otro que la necesidad de acordar el nuevo reparto de territorios y negocios entre familias tras la crisis motivada por la pandemia.

Saben todos ellos que cualquier acuerdo es siempre mejor que entablar un nuevo conflicto, pues se pondría en peligro todo lo ganado desde que los Profesionalli asaltaron los territorios de los Bachellori e, incluso, se atrevieron con los míticos Universitari. Lo saben, pero no va ser fácil. Toma la palabra Ratolinne que habla por boca de G. Marconi, el representante de la familia de los Processatore, ausente debido a su avanzada edad y al desgaste tras 486 meses al frente de ellos. Con un encendido discurso, plagado de tecnicismos que apenas nadie entiende, reclama sustanciales mejoras, subrayando lo imprescindible de sus servicios, llegando a amenazar con activar nuevos virus que impidan el teletrabajo y la formación on-line.

Ante tales palabras, Armani Costello, alias “el Bello”, capo de los “Immagine Personale” -engreída familia que creció al albur de unos años en que lo importante no era lo que uno hiciera sino cómo fuera vestido y peinado- se alza lentamente de su silla y, con tono firme y seguro, le responde:¡Cuidado con lo que insinúas! Podemos negarnos a cortar vuestros cabellos y peinarlos; no haceros la manicura, ni tampoco diseñar vuestros trapitos. Y a ver entonces de qué manera ibais a poder salvaguardar las apariencias


Es entonces cuando Cristiano Ferrari, el más metrosexual de todos ellos y, a la sazón, Commendatore de los Fisiche, aprovecha para volver a subrayar, como en tantas ocasiones anteriores, que su territorio y su parte del negocio deben ser expandidos, pues año tras año no cesan de crecer sus actividades, y siempre consiguen reclutar a los más fuertes, a los más preparados, en definitiva, a los mejores de entre los candidatos para trabajar en cualquiera de las familias.

Se suceden varias intervenciones en las que también participan los capos de otras familias presentes, (Clemenza, de los Burocratti-Gestione; Bonanno, de los Chapuccini-Mantenimientto, etc.) y, en todas ellas y con distintos argumentos, se defiende el derecho de cada una de las familias a progresar, al crecimiento de su negocio, a mejorar su parte del pastel (esto, sobre todo, por parte de los Coccini-Alimentari), a un mayor reconocimiento y prestigio y a toda una serie de prebendas y beneficios que no es fácil satisfacer en todos los casos.

Finalmente se levanta de su silla alguien que ha permanecido en silencio durante la ya larga hora que dura la reunión. Es M. Corleone, el Padrone de todos ellos y jefe de los Salute, el grupo más numeroso y más poderoso de todas las familias. Tiene gran ascendencia sobre el resto y sabe que la “nueva normalidad” le confiere un halo de superioridad que no está dispuesto a desaprovechar para conseguir más dinero para sus laboratorios y más recursos en general para todos los miembros de la familia.

Tras este silencio, es cuando toma la palabra Lucky Lavoro, del clan de los Folitto, alguien a quien nadie ha invitado, pero, como en ocasiones anteriores, reclama su derecho a participar en la reunión y a ser oído antes de tomar cualquier decisión, pues los miembros de este clan, un nutrido grupo de mercenarios, a pesar de no formar una de las familias, están infiltrados en todas y cada una de ellas y hasta han conseguido su reconocimiento en la distribución departamental.

Sube pues la tensión y se palpa cierto nerviosismo en el ambiente....

1 comentario:

  1. Seguro que Lucky Lavoro apoyado por Andy Emprendi-Miento unen a todas las familias.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar. Moderamos los comentarios para evitar el coñazo publicitario.

Copyright © La FP today. Blog Design by SkyandStars.co